La Revolución Mexicana

Causas economicas de la revolucion mexicana

• El Latifundismo
Mientras se desarrollaba el gobierno de Porfirio Díaz, había aproximadamente un 40% de las tierras de México, las cuales eran propiedad de apenas unos 480 hacendados. Como ejemplo, tenemos al General Terrazas, el cual poseía en la parte norte de México un latifundio de aproximadamente 24 millones de hectáreas. Había otra propietaria muy grande y esta era la iglesia católica. Mientras tanto los terratenientes hacían la explotación de millones de campesinos que Vivian en la ignorancia y miseria.

• El imperialismo

Debido al Porfirismo, se había dado privilegios adicionales a los capitalistas extranjeros, los cuales eran bastante grandes, y llegaron a controlar la mayoría de las riquezas principales que tenía el país en ese entonces: estamos hablando de los ferrocarriles, las minas, el petróleo, etc… Mientras esto pasaba, las masas de trabajadores lograban sobrevivir sin poder cubrir todas las necesidades que se consideraban básicas y de hecho carecían de muchos derechos sociales.

Algunas causas sociales de la revolución mexicana

economicas1

• La pobreza de los campesinos

Los que se consideraban como peones de las haciendas, llevaban a cabo unos trabajos que se consideraban como miserables, mientras tanto los propietarios eran terratenientes que Vivian en opulencia. En la mayoría de los casos, los campesinos se veían obligados a comprarles sus alimentos y otros productos básicos a los hacendados, estos sin duda aprovechaban la situación para tener que endeudar al trabajador y esto era algo que terminaban cobrándoselo con trabajo.

• Ausencia de legislación laboral

En el país de México, no se tenía la existencia de una legislación que tuviera derechos básicos para todos los trabajadores. Se sabe que había unas jornadas de trabajo que podían duras hasta 12 horas por día, había prohibiciones de hacer huelgas y con respecto a los despidos, podemos asegurar que estos se llevaban a cabo de una forma arbitraria. Los obreros ya estaban demasiado cansados de todas estas injusticias.